domingo, 7 de diciembre de 2014

#preguntasPISA ¿qué tipo de preguntas utilizo más frecuentemente?

En las pruebas internacionales, una vez que todos los criterios que configuran la matriz de especificaciones hayan sido identificados, es necesario generar preguntas (ítems) que estén vinculados con ellos y criterios de corrección (codificación).


Si una pregunta ha sido creada para medir, por ejemplo, un proceso cognitivo, hay que probar (pilotar) y asegurarse que realmente lo mida. Hay que eliminar preguntas por mal funcionamiento, mala redacción del enunciado (algo que los alumnos no entiendan), error en algunas de las respuestas, duplicidad de claves, errores tipográficos, que la dificultad en la forma de preguntar y no en lo que se pregunta, etc.

Hay preguntas muy fáciles, para conocer el alumnado que al menos llega a este nivel mínimo y quien no lo alcanza. De igual modo interesa saber qué porcentaje destaca de entre todo el alumnado, de ahí la existencia de algunas preguntas de cierta complejidad, siendo el grueso de dificultad intermedia que es donde normalmente se sitúa la mayor parte del alumnado.

Para conservar la homogeneidad de la prueba, se omiten errores gramaticales, la mala expresión o errores de ortografía. Lo más importante es ver que el alumno ha comprendido lo que se le pregunta y ha sabido expresarlo, aunque no sea de la forma más correcta.

Tipos de respuesta

La subjetividad dependerá del tipo de pregunta.

Respuesta cerrada

  • Alternativas simples o dicotómicas (V o F, Sí o No)
  • Alternativa múltiple (elegir sólo una). Los distractores no deben llevar a confusión.

Respuesta elaborada

  • Construida: que aporte uno o varios conceptos o que incluya un nombre en una etiqueta de un dibujo o esquema.
  • Corta: Elaborar una frase para interpretar datos mostrados. Tiene diferente codificación.
  • Larga: Razonar, reflexionar, Incluyan algunas palabras o ideas clave.

Factores a tener en cuenta para la confección de una pregunta

  1. Relacionarse con el currículo, adecuados a la edad del alumno, contenidos y procesos cognitivos a evaluar, con qué propósito, en qué momento de la evaluación. 
  2. Ni muy difíciles ni muy fáciles.
  3. De respuesta única. Permitir criterios de corrección muy claros. 
  4. Formulación correcta, suficiente, clara y entendible, con texto lo más corto posible y vocabulario sencillo.
  5. Evitar el diseño de enunciados negativos que contenga palabras como NO, EXCEPTO, etc.
  6. Evitar sesgos de contexto culturales, geográficos o de sexo.
  7. Ser próximo al alumno y motivador para el alumno.
  8. Contener algún elemento dinamizador con contenido propio, clave para el planteamiento que se muestra al alumno. 
  9. Es conveniente que incluya texto, imágenes u otros elementos. 
  10. Tener un formato que se ha trabajado antes.
  11. Preveer el tiempo para responder la pregunta y la prueba completa. Por ejemplo, para respuesta múltiple: 1 minuto y  para ítems respuesta elaborada: 1-3 minutos.

¿Qué tipo de preguntas utilizo más frecuentemente?.

Hay que intentar compaginar diversos tipos de preguntas en un mismo modelo de prueba. La preguntas pueden ser: de evaluación, de aprendizaje o de enunciados de trabajos, proyectos,...:
  • Las preguntas de evaluación o de aprendizaje que utilizo son principalmente de respuesta elaborada, normalmente construida o corta. Entre todas deben cubrir los contenidos y competencias a evaluar según los criterios de evaluación de la prueba:

    a) cuestiones de teoría, sobre todo enumeración y descripción de conceptos y de partes de conjuntos o sistemas, interpretación y representación de sistemas y procesos, mediante textos, terminología y simbología específica, imágenes, esquemas, gráficos,... Se puede incluir mapas conceptuales, presentaciones, vídeos y otros artefactos digitales con la ayuda de las herramientas TIC.

    b) Planteamiento, razonamiento y resolución de problemas donde es necesario realizar desarrollos matemáticos y cálculos.
     
  • Sólo en las actividades de aprendizaje también suelo aplicar preguntas de respuesta cerrada (V/F y alternativas múltiples). Además, pueden ser muy útiles para valorar contenidos conceptuales y capacidades del alumnado, sobre todo, tanto en evaluación inicial como final.
  • También se pueden aprovechar cuestionarios en Moodle (preguntas de V/F, opción múltiple, incrustar palabras clave en un texto, contestar preguntas cortas e incluso a partir de un vídeo o grabación deducir algo concreto), creados con EXElearning o baterías de actividades disponibles en sitios web. Moodle realiza una análisis estadístico y permite obtener porcentaje de respuestas gradadas en función de la dificultad, lo que permite establecer criterios máximos y mínimos comparables para cada pregunta.
  • En los enunciados de trabajos y proyectos, se plantea un tema, investigación, reto o problema a resolver de forma amplia. Los procesos cognitivos necesarios serán: analizar situación, buscar información, diseñar solución, organizar información, planificar recursos y tiempos, coordinarse con compañeros, tomar decisiones, elaborar la propuesta de trabajo, comunicar el resultado, debate, elaboración de algún artefacto mediante el uso de las TIC, etc.
Enlaces de referencia:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada