domingo, 1 de mayo de 2016

#Tutor_INTEF Evaluación de la acción docente

Parece que va llegando a su fin este curso tan interesante y útil para aplicarlos con los alumnos.

Este curso me ha servido para revisar y actualizar los contenidos relacionados con la labor de un tutor en red, aunque también para desarrollar mi competencia digital como docente.

También me ha servido para descubrir nuevos tipos de actividades que podemos poner a nuestros alumnos/as, nuevos recursos y nuevas herramientas que se están convirtiendo en tendencia de uso. He aprendido a utilizar algunas de ellas.

Aunque conocía ya muchas herramientas, este curso también ha sido un motivo para profundizar en el uso de estas y manejarme con más soltura.



A tener muy en cuenta la forma constructiva y positiva de responder al alumnado, no sólo ante el planteamiento de dudas, sino también en los procesos de valoración y calificación de las actividades entregadas. En estos casos, la evaluación, aparte de servir para otorgar una calificación o una certificación, es parte del proceso de aprendizaje también, de ahí la importancia de una buena retroalimentación que ha de ser correcta, personalizada, positiva, motivadora, alentadora, argumentada y razonada a la actividad del alumnado.

A la hora de plantear los contenidos y actividades, procurar utilizar metodologías activas que promuevan en el alumno la asunción de un rol activo, busquen el aprender haciendo. Frente al concepto de alumno de los modelos tradicionales de enseñanza basado en su rol de mero receptor de información, las metodologías activas promueven su actividad -individual o bien en interacción con otros- de modo tal que el profesor deja de ser la principal fuente de información y el aprendizaje deja de ser puramente memorístico. En estos modelos basados en un alumno activo, los profesores se convierten en orientadores y guías de los procesos de aprendizaje.  Estos aprendizajes ponen el énfasis en el desarrollo de competencias, en la adquisición de destrezas y habilidades, en la reflexión sobre actitudes y valores... y todo esto se 'mide' difícilmente en un examen. Ejemplos de metodologías activas son (véase: "Metodologías activas y colaborativas para el EEES" - M. Paz Prendes Espinosa, Isabel Solano Fernández y Linda Castañeda Quintero):
La evaluación no solamente debe ser sumativa, para calificar y acreditar, sino también evaluación formativa, es decir, de los propios procesos, de las metodologías llevadas a cabo y de los recursos empleados, en definitiva la evaluación de la acción docente. Esta permitirá identificar las dificultades que se encuentra el alumnado o sus logros más relevantes, las deficiencias del propio sistema, las relaciones que se establecen en el aula y fuera de la misma como parte de los aprendizajes y, en consecuencia, definir las medidas que ayuden a corregir las desviaciones no previstas inicialmente.

Existen otros métodos, herramientas y recursos que se apoyan en muchas ocasiones en las oportunidades que las propias tecnologías nos ofrecen para evaluar los aprendizajes:
  • El e-portfolio. Un portafolio es una recopilación reflexionada de evidencias de aprendizaje, es decir, un conjunto de escritos, productos, trabajos, recursos... generados o utilizados durante el proceso de aprendizaje debidamente seleccionados, organizados y presentados por el aprendiz.
  • La rúbrica. Es una herramienta que ayuda a definir claramente las distintas competencias que el aprendiz debe desarrollar, junto con los posibles niveles de adquisición de la competencia. Facilita procesos de autoevaluación y de coevaluación. Entre las principales ventajas que este tipo de recurso de evaluación presentan podemos descatar:
  1. Clarifica los objetivos curriculares y de qué manera puede alcanzarlos el alumnado
  2. Centra la consecución de los objetivos de aprendizaje en estándares de desempeño establecidos y en el trabajo del alumnado
  3. Enfoca al docente a la hora de determinar, de manera específica, los criterios de medida y cómo documentar el progreso del alumnado
  4. Permite describir cualitativamente los distintos niveles de competencia que el alumnado debe alcanzar
  5. Permite que el alumnado conozca los criterios con que serán evaluados
  6. Ofrece al docente información sobre la efectividad del proceso de enseñanza y aprendizaje
  7. Proporciona al alumnado retro-alimentación sobre sus fortalezas y debilidades
  8. Minimiza la subjetividad en la evaluación
  9. Promueve la responsabilidad
  10. Es fácil de explicar y utilizar
  • El diario de aprendizaje. Esta técnica permite al aprendiz reflexionar sobre su proceso de aprendizaje al escribir sobre las distintas experiencias vividas tanto en el aula como fuera, en relación con su proceso de aprendizaje. Es especialmente útil cuando queremos fomentar la autoevaluación.
  • La evaluación dinámica. Es un tipo de evaluación inspirada en las Experiencias de Aprendizaje Mediado (Mediated Learning Experience, MLE) según las cuales las experiencias de aprendizaje requieren de un experto para crecer en la Zona de Desarrollo Próximo y llevar a cabo aprendizajes significativos. Según este modelo entre dos pruebas de evaluación el evaluado interactúa con el experto, lo que le ofrece una experiencia de aprendizaje rica y un mayor rendimiento en la segunda prueba
  • Rutinas de pensamiento. Rutinas de pensamiento que permiten comprender ideas - Orientación Andújar
  • Dianas de evaluación. Evaluación participativa: la diana - Slideshare - Manuel Díaz

Para mejorar y aprovechar la tutoría en línea, como complemento de la enseñanza presencial, es conveniente que el tutor vaya adquiriendo las siguientes capacidades, correspondientes a las áreas de la competencia digital docente:


Áreas de competencia digital - Youtube - InmaGarcía

Extraídas de enlace: Proyecto “Marco Común de Competencia Digital Docente” del Plan de Cultura Digital en la Escuela, 2013


Además, un tutor en línea excelente tendría las siguientes capacidades digitales:
  • (A) Entiendo como el significado se produce a través de los multimedia y como se produce la cultura a través de Internet y las Redes Sociales, y hago uso de los códigos adecuados para interpretar la información y comunicarme en contextos digitales.

  • (B) Utilizo habitualmente distintas herramientas para la creación de contenidos digitales seleccionando la mejor en cada caso.

  • (C) Comparto con asiduidad recursos y contenidos que creo que pueden ser útiles para mi comunidad, seleccionando y utilizando las herramientas más adecuados en cada caso

  • (D)Tengo en cuenta los principios legales y éticos en la utilización, publicación y difusión de información y contenidos digitales, y soy consciente de los límites de la seguridad y la privacidad en la Red, gestionándolos con eficacia.

  • (E) Utilizo diferentes herramientas y servicios web para trabajar de forma colaborativa con otras personas.

  • (F) Estoy presente en la red a través de diferentes perfiles, género marca a través de mi participación activa en distintos contextos digitales (Identidad digital).

  • (G)Uso diariamente la tecnología para mejorar la calidad de mi trabajo, seleccionando diversos medios para expresarme de forma creativa.

  • (H) (I) Exploro de forma activa y constante las tecnologías emergentes, integrándolas en mi entorno y usándolas para el aprendizaje a lo largo de la vida por lo que conozco bien cómo estructurar y crear contenidos y actividades.

  • (J) A la hora de comunicarme en línea, mis mensajes son claros, atractivos y si se necesita, creo mis propios contenidos multimedia para acompañarlos.

  • (K) Soy capaz de establecer estructuras organizativas en línea con los estudiantes y recopilar y organizar sus trabajos para su valoración.
Enlace: Evalúa tu competencia para la tutoría en línea (de la A a la H CC-BY David Álvarez @balhisay) - Intef - Curso #Tutor_INTEF

Tener en cuenta también "Las competencias digitales del docente del siglo XXI" - Intef donde se desglosan las competencias: instrumentales, didácticas, investigativas, organizativas, en comunicación e interacción social, de búsqueda y gestión de información, y para la elaboración de presentaciones y materiales didácticos.

Se deberían valorar estos aspectos relacionados con el alumnado y su valoración del curso:
  • Participación de los alumnos en los foros y otras actividades de colaboración (participación activa o no, contenidos relevantes o destacables, participación en twitter con el hashtag del curso, etc.).
  • Espacios públicos colectivos asociados al curso (blog, tableros en
    Pinterest, grupo en Diigo, paneles de Padlet, agregador de blogs…) si los hubiere (a destacar, sugerencias de mejora, de nuevos espacios, de nueva organización de los mismos…). Interés que puede tener lo creado para miembros de la comunidad educativa que no hayan participado en el curso.
  • Problemas detectados en el curso en relación con los contenidos y el plan de actividades. Propuestas de mejora y actualización.
  • Propuestas e iniciativas de los alumnos del curso manifestadas en los foros o en su evaluación del curso, de especial interés.
  • Utilidad didáctica y profesional que los alumnos han encontrado a lo aprendido en el curso.
  • Calidad de los trabajos finales presentados por los alumnos con indicación de trabajos destacables.

Por otro lado, un tutor excelente tiene estas cualidades:
  • Atiende con diligencia al alumnado, incluso fines de semana y con tiempos menores a los indicados -antes de que se cumplan las 24 horas de su envío- redirigiendo las dudas planteadas a través de la comunicación individual a los foro. 

  • Entra a diario y colabora con los compañeros en la resolución de dudas, plantea sugerencias y busca acuerdos. Genera trabajo en equipo

  • Interviene en todos los espacios, sugiere ideas y trabaja para el colectivo.

  • Deja comentarios muy personalizados, mostrando interés por la actividad del alumno y en los espacios comunes intenta estimular la participación de su alumnado

  • Está totalmente de acuerdo con la metodología del Servicio de Formación

  • Sabe establecer un contacto humano suficiente, no excesivo y muy empático con el alumnado para que este se sienta emocionalmente implicado con el curso

  • Resuelve con soltura situaciones conflictivas y tiene paciencia para dedicarle el tiempo necesario para ello.

  • Forma equipo con los demás tutores, interviniendo en el foro, ayudando a los demás y sugiriendo mejoras o acuerdos

  • Hace un uso adecuado de los medios de comunicación para coordinarse con asesoría y el equipo de tutores, de forma que deja la mensajería interna para asuntos privados del alumnado y el resto en el foro de tutores.

  • Revisa contenidos y tareas y propone mejoras adecuadas de los cursos 
  •  
     
Enlace: Informe final de tutoría - Curso #Tutor_INTEF - Intef

No hay comentarios:

Publicar un comentario